Reseña: El guerrero a la sombra del cerezo - David B. Gil

domingo, 5 de septiembre de 2021

Título: El guerrero a la sombra del cerezo.
Título original: Ídem.
Autor: David B. Gil
736 páginas, editorial SUMA
Fecha de publicación: 2017.
Libro autoconclusivo.
Sinopsis: Japón, finales del siglo XVI. El país deja atrás la Era de los Estados en Guerra y se adentra en un titubeante periodo de paz. Entre las víctimas del largo conflicto se halla Seizō Ikeda, único superviviente del clan regente de la provincia de Izumo, huérfano a los nueve años tras el exterminio de su casa. Hostigado por los asesinos de su familia y condenado al destierro y al olvido, inicia un largo peregrinaje al amparo de Kenzaburo Arima, último samurái con vida del ejército de su padre, convertido ahora en su mentor.
En el otro extremo del país, Ekei Inafune, un médico repudiado por aplicar las artes aprendidas entre los bárbaros llegados de Occidente, se ve implicado en una conjura urdida a la sombra de los clanes más poderosos del país. Una conspiración capaz de acabar con el frágil periodo de calma que da comienzo.
Una novela cruda y bella, cargada de matices, que nos hace viajar a través de un Japón devastado por más de dos siglos de guerra, entre cuyas cenizas, sin embargo, florecen los más hermosos cerezos.


Conocía este libro desde hace tiempo, por reseñas en otros blogs, y de hecho lo había agregado a mi lista de pendientes en Goodreads (¿quién puede resistirse con un título así?) , pero casi que me había olvidado. Hace unos meses, charlando, me lo recomendaron (¡gracias Hernán!) y aprovechando que tenía unas semanas de vacaciones decidí leerlo. ¡Y estoy muy contenta!
La sinopsis resume muy bien lo que hay que saber antes de embarcarse en la lectura, así que paso a comentar impresiones. Primero que nada: la ambientación. Ya he comentado que me encantan las ambientaciones históricas, en las cuales más allá de la narración ficticia se puede aprender un poquito del trasfondo, y en ese sentido con este libro me sentí a mis anchas. Japón, siglo XVI, época feudal. ¿Qué sé yo de eso? Pues nada. Y el autor incluye una pequeña introducción poniéndonos brevemente en tema con lo referido a la historia y me encantó. Si bien tal vez no sea estrictamente necesario leerla para arrancar con la historia, me vino genial, principalmente porque al principio siempre me cuesta ambientarme, entender cómo funciona el mundo que estoy leyendo, retener los nombres de los personajes, etc. etc. Porque, claro, los personajes tienen nombres japoneses, y ¡andá a recordarlos todos! Al final, lo logré y la verdad que agarré el ritmo de la historia enseguida y además la devoré en un par de días. En resumen: me pareció genial la forma en la que el autor incorpora la parte histórica en su novela, sin que se sienta pesado o excesivo. Además, incluye al final un diccionario con los términos japoneses utilizados durante el libro (igual incluye notas al pie), muchos referidos a aspectos culturales, como las costumbres a la hora de comer, vestirse, tratar a los demás, etc. 
La narración es en su tono general descriptiva, y va alternando capítulos que narran sobre Seizō y sobre Ekei Inafune, los personajes principales. Se empieza en dos puntos distintos, casi que aparece que nos están contando dos historias completamente distintas, pero, como es esperable, se van desarrollando con puntos en común. Hay mucha precisión a la hora de escribir y elegir las palabras, pero no se vuelve una narración pesada, así que en lo que a mí me respecta fue una muy buena combinación. Claramente a lo largo de la lectura algunos capítulos y situaciones me interesaron más que otros, y en general disfruté más los capítulos de Ekei que los de Seizō, pero igual me gustaron todos en general.
Ya mencioné algo de los personajes y admito que me gustaron mucho cómo están construidos: están narrados en tercera persona pero llegamos a conocerlos muy bien y me resultó muy interesante poder observar ciertas características psicológicas que el autor destaca en cada uno. También hay conceptos que se tocan que son muy interesantes y me dejaron algo para pensar, principalmente la idea de venganza. Un concepto que me resulta tan incomprensible, tan ajeno, tan lejano, y que sin embargo es interesante ver las causas que lo van modelando para los personajes. Aunque no me parezca lógico, entiendo el contexto y me metí mucho en la historia de todas formas.
Ahora, después de todo lo que comenté, se preguntarán entonces de que género es este libro. Es histórico, sí, pero esa no sería mi primera respuesta. Es de acción, de aventuras, de intrigas y tramas políticas entre feudos y territorios de distintos daimyōs, señores (detalle que me gusta mucho y que, por ejemplo, disfruté en 'Juego de tronos'), de misterio, de venganza, de suspenso. De todo un poco.
Antes de terminar NECESITO hacer un comentario con spoilers, no me puedo contener. Pero no se preocupen, no lo voy a dejar acá para que se tienen y lo lean: las reseñas en Goodreads tiene la opción de escribir algún comentario con spoilers y luego ocultarlo, si lo querés clickeás el botoncito. Por acá dejo la mía, muy sintética, en comparación con esta.
Para concluir: disfruté mucho la lectura de 'El guerrero a la sombra del cerezo', me esperaba una buena lectura pero terminé más contenta de lo que esperaba. Y me sorprendí, disfrutando un libro de samuráis. ¡Ahora quiero más! Me dio que pensar, aprendí algunos datos interesantes y, por último pero no por eso menos importante, descubrí que a David B. Gil le gusta mucho la palabra "elucubraciones". A mí también.




“Cuando una piedra golpea la superficie de un estanque sereno, provoca ondas que llegan hasta la más lejana orilla.”





Encontrándole el gustito a leer poesía

lunes, 16 de agosto de 2021

¿Poesía, yo? Nunca me interesó el género. Será porque en el colegio lo poquito que vi me aburrió, y lo otro poquito que me topé por la vida me pareció difícil de entender, lleno de palabras rimbombantes o, de nuevo, simplemente aburrido.

Supongo que es como todo: a uno no le gusta algo hasta que no lo conoce o encuentra justo lo que necesitaba, y ahí empieza a interesarse y poder juzgar verdaderamente si le gusta o no. A veces pienso que de ahí vienen los prejuicios, siempre y sencillamente del desconocimiento.

De a poquito, me fui topando con poemas que me gustaron, y sé que me gustaron porque me llegaron. Ahora pienso que la poesía es un género muy distinto a otros, es para leer despacio, tiene que ver con la sensibilidad y la atención, y no se puede leer de golpe porque uno deja de ser receptivo. Es un género especial, para ciertos estados de ánimo, y puede evocar recuerdos, nostalgias y alegrías. Descubrí que, a mí, las poesías que me gustan es porque me recuerdan cosas o porque me gusta leerlas en voz alta y sentir el efecto casi mágico de las palabras.

Creo que empecé a descubrir que un poquito me gustaban cuando leí la trilogía 'El señor de los anillos', que está plagada de canciones hermosas, con las letras enteras porque así de genio era Tolkien. Adoro el poema de Aragorn ("no es oro todo lo que reluce, ni toda la gente errante anda perdida (...)") pero hay uno llamado "I sit beside the fire and think" que canta Bilbo en Rivendell en 'La comunidad del anillo':

Versión hecha canción de Clamavi de Profundis

"Me siento junto al fuego y pienso
en todo lo que he visto,
en flores silvestres y mariposas
de veranos que han sido.

En hojas amarillas y telarañas,
en otoños que fueron,
la niebla en la mañana, el sol de plata,
y el viento en mis cabellos.

Me siento junto al fuego y pienso
cómo el mundo será,
cuando llegue el invierno sin una primavera
que yo pueda mirar.

Pues hay todavía tantas cosas
que yo jamás he visto:
en todos los bosques y primaveras
hay un verde distinto.

Me siento junto al fuego y pienso
en las gentes de ayer,
y en gentes que verán un mundo
que no conoceré.

Y mientras estoy aquí sentado
pensando en otras épocas
espero oír unos pasos que vuelven
y voces en la puerta".

Me gusta más la versión original, en inglés, que la dejo por acá si alguien la quiere leer. De todas maneras, tiene cierto aire de aventuras, melancolía y nostalgia que me encanta, y me recuerda a escenas de la trilogía que me gustan muchísimo. Respecto al poema de Aragorn que decía arriba, la versión en inglés es más linda porque tiene ciertas sutilezas que se pierden, les dejo esta página que lo explica muy bien. ¡Que trabajo el de los traductores, eh!

También hace poco descubrí algunos poemas de Jorge Luis Borges que me gustaron muchísimo. No leí mucho de Borges, pero de lo poco que vi admiro mucho la elección de palabras. Eso hace los cuentos algo complejos, pero también muy precisos. Encontré este poema, 'El mar' (disponible en el libro "Poesía completa"), de casualidad en una revista y me encantó:


"Antes que el sueño (o el terror) tejiera 
mitologías y cosmogonías,
antes que el tiempo se acuñara en días,
el mar, el siempre mar, ya estaba y era.
¿Quién es el mar? ¿Quién es aquel violento
y antiguo ser que roe los pilares
de la tierra y es uno y muchos mares
y abismo y resplandor y azar y viento?
Quien lo mira lo ve por vez primera,
siempre. Con el asombro que las cosas
elementales dejan, las hermosas
tardes, la luna, el fuego de una hoguera.
¿Quién es el mar, quién soy? 
Lo sabré el día ulterior que sucede a la agonía."

Hay algo especial en la línea que dice "quien lo mira lo ve por vez primera, siempre", algo que me encanta, porque lo siento así. Así como me pasa con los atardeceres, que los miro una y otra vez y no dejo de sorprenderme con que algo tan simple sea tan hermoso. Me encanta, sencillamente.

Otro que descubrí hace un tiempo se llama "Story of our lives" del escritor canadiense/estadounidense Mark Strand. Es muy largo y está sólo en inglés así que no lo voy a copiar todo, pero hay una línea en especial que me gusta tanto que la tengo pegada en la pared de mi cuarto:

"We are reading the story of our lives,
as though we were in it
as though we had written it"
Versión completa

Cada vez que la leo le encuentro algo nuevo que me encanta, o le doy nuevos significados según cosas que me vayan pasando. Pero como todos los poemas que descubrí que me encantan, me hace casi estremecer por lo que evocan. 

~

Y esto es un poco de lo que anduve pensando últimamente sobre la poesía. Sigo sin incluir a la poesía en mis géneros literarios favoritos, pero siempre estoy a la caza de nuevos poemas para que se conviertan en mis favoritos.

¿Y ustedes?



Sobre mis lecturas de los últimos meses | YA, no ficción, ciencia, literatura argentina [Mini reseñas]

lunes, 2 de agosto de 2021

He vuelto, he vuelto con las entradas literarias. Ya extrañaba, nunca había estado tanto tiempo desaparecida por el blog, me parece. Fue un mes, entre una cosa y otra. Anduve más que nada estudiando, y después de un julio interminable ahora tengo un tiempito de vacaciones. Mi listita de cosas para hacer es bastante larga (¡quiero aprovechar el tiempo libre!) y se reduce a tres puntos principales: a) ver gente (¿qué era eso?), b) leer, obvio y 3) disfrutar de los días sin ir a las corridas.

Después de tanto preámbulo, pasemos a lo que nos compete. En una nueva entrega de las "lecturas marginadas", traigo algunas mini-reseñas de libros que pasaron por mi vida en los últimos meses. Sin orden particular ni de preferencia, estos son los que elegí para compartirles.

 Malibú renace de Taylor Jenkins Reid | 

Empecemos con el libro estrella en estos últimos tiempos. Taylor Jenkins Reid se convirtió en una escritora muy conocida últimamente y no paro de verla en Goodreads, booktube, bookstagram y cuanta comunidad literaria en internet me tope. Debo decir que a mi juicio esa fama es merecida: este es el tercer libro suyo que leo y su capacidad para crear personajes tridimensionales, con sus luces y sombras, y de ambientar sus historias en distintas décadas no deja de asombrarme. En esta ocasión nos encontramos con los hermanos Riva, hijos de un cantante tan famoso que podemos comparar con Elvis pero de los 80, y su tradicional fiesta del final del verano. Me tentó desde un comienzo el hecho de que el libro narra los hechos de un solo día y cada capítulo es una hora, alternada con flashbacks del pasado. Hace la lectura muy ligera y definitivamente TJR sabe cómo enganchar a su audiencia. 

Algo que me pasó con este libro a diferencia de otros que leí de la autora es que me encariñé mucho con los personajes, y ustedes deben saber lo peligroso que es eso porque uno pasa a sufrir junto con ellos. Con 'Los siete maridos de Evelyn Hugo' (reseña) y 'Todos quieren a Daisy Jones' no es que no me gustaran los personajes, pero tuve la impresión de que la autora se esforzaba más en mostrarnos todos los grises de sus formas de ser, más que nada porque los protagonistas eran famosos. En 'Malibú renace' los personajes también tienen su relativa fama, pero la aborda más desde la perspectiva de haber nacido con ella o de verse forzado para salir de una situación desesperada. Y he aquí otra característica positiva de la pluma de TJR según mi experiencia: siempre toca el tema de la fama desde diferentes perspectivas y no sólo escribe muy bien sino que sus libros siempre me parecieron adictivos. 

Como pequeño resumen: disfruté nuevamente de leer a esta escritora y me devoré el libro en un par de días, pero no me marcó tanto como los anteriores. Ligero, con esa frescura veraniega que contagia y bien escrito, pero no diría que se haya convertido en uno de mis favoritos.


Una suerte pequeña de Claudia Piñeiro | ?


En el post anterior de lecturas marginadas (por aquí) les conté que leí 'Las viudas de los jueves' de Claudia Piñeiro y que me dejó con ganas de seguir leyendo a esta escritora argentina. Decidí seguir con 'Una suerte pequeña' (lean la sinopsis, ¿no es tentadora?) porque recordaba leer la reseña de Irene de Que la suerte siempre esté de vuestra parte, que me gustó mucho. Además, me di cuenta de que no suelo leer libros "argentinos" y no tengo ninguna razón especial para ello. Admito que tiene un gustito hacerlo, sobretodo cuando se mencionan lugares que conozco, expresiones que me son familiares, el uso del vos en vez del tú, etc. 
Leer este libro me angustió mucho. Hacía mucho que no me pasaba así, tan fuerte. En general, siempre que estoy disfrutando una historia y me gustan los personajes suelo impregnarme de su atmósfera, pero lo que me pasó con esta lectura fue de otro nivel. Me angustió la historia de Marilé y la poca simpatía que recibió. Me angustió sentir cuán sola se sentía ella. Me angustió la arriesgada decisión que tuvo que tomar. La única que podía, casi diría. Me angustió saber que su historia podría ser real, casi se sentía real. Pasando la mitad se intensificó y juro que no podía parar de llorar
Como les decía, este es el segundo libro que leo de Claudia Piñeiro y admiro lo bien que están construidas sus historias y sus personajes. Se nota que uno esta sintiendo exactamente lo que ella quería que el lector sintiera al leer sus palabras. En ese sentido, no tengo ninguna queja. Es excelente.
Ahora bien, no sé como puntuar este libro. ¿Lo disfruté? No sabría decirlo. Me enganché desde un primer momento, quería conocer la historia de nuestra protagonista, qué la hizo huir a Boston y volver muchos años después, casi ocultando su identidad. Me gustó descubrirlo, pero no esperaba que me hiciera sentir tan mal. No con el libro, sino lo que me provocó.
Agridulce, esa es la palabra. Me dejó con un nudo en la garganta y una sensación de tristeza y esperanza.



Los vecinos mueren en las novelas de Sergio Aguirre | 


Otra novela de un autor argentino, pero se desarrolla en Inglaterra. Cortita y con ánimos de ser contundente, al parecer se suele leer en el colegio. A mi no me tocó. Me gustó como la narración juega con varias historias en una y cómo eso le da al thriller el toque de suspenso y velocidad que lo caracteriza. Me entretuvo y se me pasó en un suspiro, pero me hizo recordar por qué los libros con finales semi abiertos no son de mis predilectos. ¡Quiero respuestas!


Cartas a un joven poeta de Rainer Maria Rilke | 


En el secundario, el profesor de Literatura nos había dado en una hojita un fragmento de una de las cartas de este libro que habla sobre la tristeza y siempre tuvo algo que me gustó mucho. Obvio eso me dio ganas de leerlo en algún momento y finalmente lo hice. Saber que las cartas son cien por ciento reales le da un toque especial al libro, porque imaginarme ambos escribiendo y mandándose estas cartas le da un nuevo sentido a las palabras. Me gustaron, aunque en algunas partes me costó un poco seguir el hilo y concentrarme, quizás porque quise leerlo demasiado rápido cuando es un libro que se saborea lento. Tiene muchas ideas y puntos de vista que dan lugar a pensar y ver si uno está de acuerdo o no (y si las entiende, je) así que me quedé con ganas de volver a leerlo en algún futuro, prestando más atención. Aun así, me gustó haberlo leído.

"Usted ha sufrido muchas y grandes tristezas que ya pasaron. Y dice que la experiencia fue para usted difícil e incómoda. Pero, se lo ruego, reflexione usted si esas grandes tristezas no le atravesaron más bien en su mismo centro. ¿Acaso no se han transformado muchas cosas en usted? ¿Acaso no ha cambiado usted en algún lugar de su ser mientras padecía la tristeza? (...)"



I'd rather be reading de Anne Bogel | 

¡Miren que lindo ese diseño de tapa! ¿No les da ganas de acurrucarse en ese sillón y leer? Justo este libro se trata de eso: es una colección de pequeños ensayos sobre distintos aspectos que involucra ser un bookworm, un amante de la lectura. Desde aspectos prácticos como tips para organizar una biblioteca cuando tenés muchos libros hasta reflexiones sobre escribir, crecer leyendo y compartir lecturas con otros, Anne Bogel toca una amplia variedad de temas y es muy amena escribiendo. Me entretuvo y lo sentí como un abrazo cálido de un amigo, pero no me pareció que me aportara nada nuevo. Simpática lectura, nada más. Ah, sólo está disponible en inglés.



Éramos mentirosos de E. Lockhart | 

Chan: acá vengo con la opinión controversial de hoy. 'Éramos mentirosos' lo vengo viendo hace años por redes y promete ser una novela juvenil fresca, con toques de thiller y plot twists que te dejan la boca abierta hasta el suelo. Las dos primeras cosas, sí. La tercera no la encontré. Creo que eso fue lo que me decepcionó: empecé a leer buscando toparme con el plot twist más increíble que hubiera leído en mi vida y cuando llegó no me sorprendió. Sí, es original, no lo veía venir exactamente así y encaja perfectamente con la historia, pero no me sorprendió. Y además, me costó engancharme porque sentía que la historia no arrancaba más y la protagonista llegó a desesperarme. Tiene una narración peculiar, casi poética de a partes, que, ojo, no me disgustó. Me gustó como la autora describe a esta familia rica, casi un clan, que son casi la élite de la zona y sin embargo tiene también sus trapitos sucios.
En fin, no me pareció una mala novela. Simplemente me esperaba mucho más y me dejó con sabor a nada (como cuando comés fideos solos, sin ni siquiera sal).


Querida señora Bird de A. J. Pearce | 

Como ya he dicho unas millones de veces acá en el blog, me gustan las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial y he leído unas cuantas. Sin embargo, nunca había leído ninguna como esta, que retrata la vida de varias jóvenes viviendo en Londres en 1940, una época en la que no era muy bello vivir allí. Bombas noche tras noche, las autora retrata sus intentos de vivir una vida lo más "normal" posible a pesar de las circunstancias y me gustó mucho ese toque de vida diaria, de rutina, de querer hacer lo más posible para ayudar desde la situación de cada uno. Además, tiene un toque humorístico muy divertido (la portagonista me dio vibes de Juliet de 'La sociedad literaria de pastel de cáscara de papa', si les suena). En general me gustó mucho la lectura, aunque en varias ocasiones me pareció no del todo creíble ni realista y abrupta. Quizás por su mismo carácter de "fresca", no posee mucha profundidad.


Siete breves lecciones de física de Carlo Rovelli | 
Y llegando al último libro que voy a comentar hoy (hoy fueron bastantes, ¿eh?) les quería hablar sobre 'Siete breves lecciones de física' que me pareció de los mejores libros de divulgación que leí en mi vida. Es muy cortito y de verdad los capítulos (cada uno, una lección) son breves, concisos y aptos para cualquiera que no tiene idea de física. Me parece una muy buena introducción si quieren adentrarse en el tema y no saben por dónde, porque de verdad es muy amigable. Me encantó. 


~

¿Qué andan leyendo ustedes? ¿Habían leído alguno de estos?
¡Buena semana!

Querido julio: (parte 2)

lunes, 26 de julio de 2021



Querido julio:

El año pasado te escribí una carta.
Hace unos días me di cuenta de que estás llegando nuevamente a tu fin y pensé en volver a hacerlo.
Nunca me respondiste.
No te preocupes, sé que no existís sólo para mí. Igual decidí volver a escribirte como si fuera la primera vez.
Mi vida es distinta este año. En algunos aspectos, incluso mejor, pero no niego que extraño partes que ya no están. Ya no fuiste sinónimo de vacaciones, tardes largas, letras y recuerdos. Ya no me tentaste con soles de invierno en el balcón, viajes de fin de semana y promesas de días aún más fríos. Ya no fuiste amarillo, dulce amarillo, como el color de los sueños al amanecer.
No te reconocí. Me duele decirlo.
¿Adónde fuiste?
¿Será esto eso que llaman crecer?
Entendí que a partir de ahora todo va a ser distinto. Y me alegré en el fondo, porque nada más estimulante que pensar en la vida que queda por delante. Un largo, largo camino.
Y aunque no quiera, nos volveremos a encontrar una y otra vez, porque los ciclos son parte de ese camino que no sigue ninguna trayectoria que se pueda predecir. Me enseñaste que, incluso a los que nos gusta tener todo planeado, vamos a tener que aprender a adaptarnos.
Ahora sé que cambiaste.
Mentira, la que cambió fui yo. Es parte de ese camino.
Pero sigo escribiendo cartas.
Mi vida es distinta este año. Esta vez viniste con oportunidades. Algunas no pude verlas, no estaba preparada todavía para poder reconocerlas.
Otras significaron conocer seres que entendí que ya conocía hace mucho tiempo.
Otras significaron desafíos que me va a llevar largo tiempo enfrentar. Seguro, cuándo nos volvamos a encontrar, aún no lo haya hecho. Me demostraste una vez más que mi mayor desafío soy yo misma.
Gracias, querido julio.
Ahora sé que cambiamos. Los dos.

Hasta que nos volvamos a encontrar,



Reseña: La chica del abrigo azul- Monica Hesse

lunes, 21 de junio de 2021

Título: La chica del abrigo azul.
Título original: Girl in the blue coat.
Autora: Monica Hesse.
Año de publicación: 2016.
258 páginas.
Libro autoconclusivo.
Sinopsis: Ámsterdam, 1943. La joven Hanneke se dedica a comprar y vender todo lo que encuentra en el mercado negro, a escondidas de sus padres. Es su manera de rebelarse ante la ocupación alemana y sobrellevar la pérdida de su novio en el frente. Pero su vida da un giro cuando una de sus clientas le hace un encargo inusitado: que localice a una chica judía que mantenía oculta y que ha desaparecido sin dejar rastro.
Tiene que dar con ella antes de que la encuentren los nazis.
Un relato conmovedor e inolvidable de valentía, dolor y amor en tiempos imposibles. Basada en una meticulosa documentación, La chica del abrigo azul es una extraordinaria y cautivadora novela de una de las nuevas voces de la ficción histórica

En los últimos años he descubierto que me gustan mucho las novelas de ficción histórica, y las ambientadas en la Segunda Guerra Mundial siempre tienen algo que me llama la atención. Quizá sea la manera en la que son contadas, ya que aunque la historia sea de ficción, la forma de retratar una de las mayores atrocidades en la historia de la humanidad a través de las voces individuales enseña muchísimo y muestra una vez más lo poderosa que es la literatura. 
Por esa razón, siempre estoy al acecho de novelas sobre la Segunda Guerra y hace tiempo que le había echado el ojo a 'La chica del abrigo azul'. Finalmente hace unas semanas me decidí a leerlo: no es una novela muy larga y prometía mantenerme entretenida cuando necesitara una distracción del mundo real.
Como dice la sinopsis, nos situamos en Ámsterdam en 1943, ciudad dominada por los alemanes. Plena guerra, y Hanneke, una chica de unos diecinueve años, trabaja como contrabandista consiguiendo bienes que en otros momentos habían sido comunes y corrientes y ahora tenerlos era un lujo exorbitante: desde cigarrillos hasta café. En eso, una de sus clientas le pide que encuentre a una chica judía que escondía en su casa y que había desaparecido de un día a otro. Ahí arranca la historia, que vemos a través de los ojos de Hanneke, que se centra en la búsqueda de la chica desaparecida pero que se va entrelazando, cual tela de araña, con la propia vida de la protagonista
Los personajes, tanto Hannake como los otros protagonistas, son todos adolescentes, y eso se nota a la hora de contar la historia. Esta es la gran diferencia que sentí con otras novelas de ambientación similares que he leído: esta se podría clasificar como novela juvenil. No quiero decir con esto que sea mejor o peor, simplemente que se nota el enfoque distinto, más centrado en los personajes  adolescentes y sus decisiones en una época que los obligó a crecer de golpe. Tal vez sea este el factor que me hizo sentirme distanciada de la narración a pesar de ser yo de edad similar a los personajes: no me sentí sumergida en la Ámsterdam de 1943 ni me terminé de creer los hechos que me iban contando. De verdad, yo estaba decidida a disfrutar de esta historia y de hecho me gustó, pero nunca terminó de cerrarme del todo. ¿Vieron cuando sienten que falta una pieza para completar el rompecabezas pero no logran vislumbrar cual? Bueno, algo así me pasó con esta novela. 
Pero no me entiendan mal: 'La chica del abrigo azul' es un buen libro. La historia que cuenta vale la pena ser leída y el contexto de la resistencia neerlandesa a la invasión nazi es uno que yo no había leído antes en una historia juvenil. La narración es muy ágil y no es un libro muy largo por lo que se lee bastante rápido y de forma amena. Los personajes también me gustaron, y me pareció que la autora hace un buen trabajo combinando el contexto con sus vidas diarias, problemas personajes y miedos por la situación.  
Un detalle que me gustó mucho saber es que todos los hechos históricos narrados en esta novela son cien por ciento verídicos (vale repetir que la trama es ficción), principalmente referidos a la resistencia holandesa cuando los nazis invadieron su país en mayo de 1940. Muy interesante, especialmente lo que se cuenta sobre una red clandestina de fotógrafos que existió que sacaron miles de fotos arriesgando su vida para que quedaran hechos registrados en el futuro.
Definitivamente, 'La chica del abrigo azul' es una historia que ilustra el coraje necesario en tiempos difíciles, pero no oculta tampoco los hechos como fueron y los sufrimientos de millones de personas que de verdad existieron. Personalmente, como ya les comenté, no me convenció en algunas cosas ni me pareció la mejor novela del género que leí, pero es una historia que se disfruta y logró que pasara un lindo momento leyéndola, así que a pesar de los detalles me considero satisfecha.

~

Si les gustan los libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial, les dejo acá algunas recomendaciones de algunos que me parecieron brillantes. 'La bailarina de Auschwitz' es Edith Eger es un libro sublime y es, en realidad, una autobiografía de una sobreviviente a un campo de concentración. Es una historia muy fuerte y muy movilizante pero a la vez es un relato de esperanza y supervivencia. Yendo a la ficción, tengo muy buenos recuerdos de 'La luz que no puedes ver' de Anthony Doerr y 'El ruiseñor' de Kristin Hanna.

~